El tremendo peso de las microempresas en España hace 4 semanas

Personas en una microempresa charlando en una reunión

Las PYMES españolas tienen una participación vital dentro del desarrollo económico del país. Más del 99,8% del total de empresas son PYMES, éstas representan más del 50% del empleo empresarial y producen aproximadamente el 62% del Valor Añadido Bruto.

Como se observa, la pequeña y mediana empresa soporta un considerable peso en el entramado económico del país. Pero enfocándonos directamente en las microempresas en España, ¿en qué situación están? ¿Qué retos deben afrontar las microempresas en nuestro país

Definición de microempresa y su posicionamiento en España

Los diferentes tipos de PYMES se diferencian según la cantidad de trabajadores que presenta su plantilla y el total de ingresos que generan al año.

De acuerdo a esto, las microempresas en España son aquellas empresas que cuentan con menos de 10 empleados, siempre que su balance general por año o volumen de negocios anual no supere la cantidad de 2 millones de euros.

La diferencia entre microempresa y pequeña empresa es sencilla. Esta última presenta una nómina con menos de 50 empleados y factura al año menos de 10 millones de euros.

En nuestro país la mayor parte del conglomerado empresarial se encuentra conformado por microempresas. La mayoría de negocios (más del 97%) cuentan con un ingreso medio por debajo de los 2.000.000 euros.

Así que, la microempresa es el tipo de negocio más común en el territorio español, sobre todo por ser un modelo de empresa que no requiere un alto capital para su conformación y, normalmente, es su propio dueño el que la administra.

Pero las microempresas españolas adolecen del nivel de productividad necesaria para crecer y competir, incluso muchas veces les es difícil sobrevivir en el mercado. ¿Por qué pasa esto?

Supervivencia de las microempresas en España

Es cierto que España tiene un alto porcentaje de emprendimiento, mayor que en otros países europeos. Pero los nuevos proyectos, mayoritariamente microempresas, presentan un ciclo de vida realmente corto.

Esta baja supervivencia, la falta de crecimiento y la baja competitividad en las microempresas españolas pueden tener los siguientes motivos:

  • Falta de financiación adecuada.

  • Baja inversión en investigación, desarrollo e innovación.

  • Incertidumbre sobre la economía futura.

  • Falta del recurso humano capacitado y necesario.

Lo cierto es que mientras menos empleados asalariados tenga una microempresa, su tasa de supervivencia es menor. Por lo tanto, existe una relación directa entre tamaño y ciclo de vida.

Eficiencia y productividad en la microempresa española

El tamaño reducido de las empresas condiciona drásticamente la productividad y eficiencia de las mismas. Especialmente porque se establece un límite para:

  • La implementación de tecnología.

  • La incorporación de capital humano valioso.

  • La internacionalización del negocio.

  • El desarrollo de proyectos e ideas innovadoras.

Todo esto hace que, en comparación con Reino Unido, Alemania y Francia, la productividad de las microempresas españolas sea considerablemente inferior.

Factores críticos en la creación y gestión de microempresas en España

Entre los factores críticos en la creación y gestión de microempresas en España, que afectan fuertemente la productividad, el desarrollo y la capacidad competitiva de la microempresa están los siguientes:

La formación y asesoramiento

Normalmente, las microempresas nacen como una solución del trabajador ante la dificultad de conseguir un empleo. Por lo tanto, un gran porcentaje de estos emprendedores poseen un perfil formativo empresarial bajo, lo que dificulta la supervivencia del negocio.

Además, por falta de un asesoramiento oportuno, muchas veces estos emprendimientos consisten en actividades económicas con poco valor añadido. Actividades que consumen recursos, pero que el cliente difícilmente las paga.

La financiación

Muchas entidades financieras suelen negar los créditos a las microempresas en España, debido a que, bajo sus políticas, no cumplen con las garantías y requerimientos necesarios.

Esta falta de financiación externa hace más cuesta arriba la supervivencia de la empresa, porque se ven obligadas a olvidar la puesta en marcha de proyectos para el desarrollo e innovación.

Liquidez

La vida de las microempresas en España también se ve acortada por los impagos de los que son víctima frecuentemente.

Recibir pagos con un atraso de 1, 2 o 3 meses constituye, para un negocio pequeño, una enorme complicación de solvencia económica para hacer frente a pedidos, salarios y otros gastos.

Personal cualificado

Una de las barreras con las que se enfrenta la microempresa es la dificultad que tiene de retener a profesionales cualificados y con experiencia en el diseño de estrategias correctas para su crecimiento e internacionalización.

El acceso a las tecnologías

El acceso a las herramientas y equipos tecnológicos, así como la digitalización y la presencia en el mercado online es fundamental para trabajar eficientemente y alcanzar la productividad necesaria para competir tanto en el mercado español como en el internacional.

Vista cenital de una reunión en una microempresa

El crecimiento de las microempresas en España

¿Qué hacer ante la baja supervivencia de estas empresas? Es urgente implementar políticas que incentiven el crecimiento, la productividad e innovación de las microempresas en España.

Que las empresas se desarrollen y evolucionen en el mercado nacional e internacional, implica:

  • Crear redes de financiamiento y apoyo, como créditos para microempresas.

  • Incentivar las habilidades necesarias para la creación y gestión de microempresas.

  • Fomentar el emprendimiento, mediante capacitaciones para la iniciativa empresarial.

La productividad de los pequeños proyectos económicos siempre necesitará de la formación continua de los emprendedores, para la creación y gestión de microempresas, la toma de decisiones acertadas, la planificación estratégica, el establecimiento de objetivos, la creación de un plan de negocios y la selección de las inversiones adecuadas.

Para el crecimiento de toda empresa, también es fundamental la innovación, su adaptación al comercio electrónico, su transformación digital y el uso de las redes sociales para la aplicación de estrategias de marketing.

Sin dejar atrás las herramientas tecnológicas, como aplicaciones y softwares escalables que permitan gestionar nóminas, facturas, comunicaciones, relación con clientes, tareas, etc. Programas que faciliten la evolución de la empresa, permitan un trabajo eficiente y mejoren la productividad.

Con Intranet Zenter te ayudamos a alcanzar la productividad empresarial. Con un sistema que te permite ahorrar tiempo y dinero, agilizar las tareas mediante la organización de documentos y facilitar la búsqueda de información.

comentarios en El tremendo peso de las microempresas en España